Causas del dolor de hombro

Una de las causas más frecuentes de dolor de hombro es el debido a la rotura de tendones del manguito rotador en el hombro.

La patología es causa de dolor nocturno en el hombro que dificulta el descanso, y progresivamente a un dolor en las actividades de la vida diaría que requieren elevar el brazo o hacer gestos con la extremidad en extensión y rotación externa (en una mujer por ejemplo el soltarse el sujetador), el clásico: “no puedo levantar el brazo”.

En la base del problema se encuentra un conflicto de espacio en la región del hombro como consecuencia del choque entre la tuberosidad mayor del húmero y el acromion, produciendo que la inserción del tendón del supraespinoso primero y posteriormente el resto de tendones del manguito rotador vayan sufriendo una rotura, en la denominada “zona crítica”, que es la zona donde se inserta el tendón hasta un centímetro de la misma.

En el siguiente vídeo explicativo de youtube pueden encontrar la explicación gráfica de lo que les indicamos.

Abordaje del problema:

En principio unas pruebas diagnósticas deben de contar con unas radiografías apropiadas para ver el espacio subacromial (proyección de desfiladero subacromial), y una ecografía y/o una RMN (la especificidad y sensibilidad de ambas en manos experimentadas es muy similar, abaratando el coste la primera). Pero nada puede sustituir a una exploración clínica y a una sospecha.

Tratamiento:

En principio se inicia con una terapia analgésica-antiinflamatoria si el paciente lo tolera. Suplementada con terapia rehabilitadora analgésica y de potenciación de musculatura rotadora interna del hombro.
Las Infiltraciones en el hombro, pueden ser adecuadas si el problema se debe a una inflamación puntual, una bursitis o un estadío inicial de la enfermedad, pudiendo en un 70% de los casos producir un alivio significativo de meses o años de duración en nuestra experiencia.

Las infiltraciones con factores plaquetarios y con colágeno en el hombro están dando buenos resultados en la bibliografía y en la práctica clínica como alivio del dolor y tratamiento de lesiones poco evolucionadas.
Nuestra indicación en caso de rotura importante, existencia de un factor mecánico responsable es realizar una artroscopia de hombro, con una descompresión subacromial y una reparación del tendón y fijación segura del mismo.

La intervención puede realizarse con anestesia regional o general según preferencias del paciente, y los resultados están bien contrastados.