IMG_2230

FRACTURAS DE COTILO

LAS FRACTURAS DE COTILO

Este tipo de fracturas se producen sobre todo tras traumatismos de alta energía, pero también pueden acontecer en el deporte o mecanismos más banales.

Suponen un reto de tratamiento en cuanto al pronóstico para la articulación de la cadera.

En estos vídeos exponemos este tipo de lesiones y su tratamiento más eficaz.

Esperamos que les puedan ser útiles.

Este artículo ha sido elaborado por el Dr. Emilio J. Salmerón Martínez, Doctor en Medicina y Cirugía, Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica, Profesor asociado de Cirugía Ortopédica y Traumatología y Anatomía. Master en Valoración de Daño corporal  y Gestión de Calidad de los servicios de salud.

Pueden encontrar mayor información en:

www.salmerontraumatologia.com

www.salmerontraumatologia.es

salmerontraumatologia.blogspot.com

salmerondocencia.blogspot.com

traumatologiaycirugiaortopedica.blogspot.com

y si precisa una consulta puede llamar al

868 911 331

IMG_2230

FRACTURAS DE PELVIS

Las fracturas-luxaciones de pelvis son lesiones graves, potencialmente mortales; el conocimiento de estas lesiones por parte de los médicos, personal paramédico, sanitarios, etc… lo consideramos fundamental, para que se pueda realizar un control de daños precoz, que salve al paciente.

Reconocerlas en un politraumatizado, atendiendo a signos como la posición que adoptan los miembros inferiores, la hipotensión en ausencia de lesiones sangrantes evidentes…., y su tratamiento rápido mediante la realización de simples medidas, como puede ser “cerrar” el anillo pélvico con una sábana, cinturón, etc…; puede frenar un sangrado que de otro modo conduciría a un shock hipovolémico y a la muerte del paciente.

Estos vídeos pretenden mostrar de manera sencilla a los estudiantes de ciencias de la salud en particular    y a las personas interesadas en general, los conceptos que se manejan hoy día para reconocer estas lesiones y tratarlas de modo eficaz.

Con tal fin didáctico han sido elaborados. Espero que les sean de utilidad.

Y en este otro se exponen los conceptos de tratamiento quirúrgico.

 

ESTE ARTICULO HA SIDO ELABORADO POR EL DR. EMILIO J. SALMERON MARTINEZ, ESPECIALISTA EN TRAUMATOLOGIA Y CIRUGIA ORTOPEDICA, DOCTOR EN MEDICINA Y CIRUGIA, PROFESOR ASOCIADO DE TRAUMATOLOGIA Y CIRUGIA ORTOPEDICA, PROFESOR DE ANATOMIA. MASTER EN VALORACION DE DAÑO CORPORAL, MASTER EN GESTION Y CALIDAD DE LOS SERVICIOS DE SALUD. CON FINES DIDACTICOS.

Pueden encontrar mayor información en:

www.salmerontraumatologia.com

www.salmerontraumatologia.es.

salmerontraumatologia.blogspot.com

salmerondocencia.blogspot.com

traumatologiaycirugiaortopedica.blogspot.com

SI PRECISAN UNA CONSULTA PUEDEN LLAMAR AL TELEFONO:

868 911 331

IMG_2230

Pinzamiento fémoro-acetabular. Degeneración de cadera.

SINDROME DE PINZAMIENTO FEMORO-ACETABULAR. CAUSA DE DOLOR Y DEGENERACION

Dentro de las causas de degeneración artrósica de cadera en una persona joven, el síndrome de pinzamiento fémoro-acetabular ocupa una posición prominente.

Es un síndrome de reciente definición, y puede producirse por una “giba” en la cabeza-cuello femoral, lo que se conoce como efecto CAM, una sobrecobertura por un labrum óseo de la cabeza, conocido como efecto PINZER, o una combinación de ambos.

El pacientes se presenta normalmente con dolor, un dolor en la región inguinal, que aumenta al realizar una flexión y rotación interna de la cadera.

En las radiografías si se trata de un efecto CAM nos encontramos con un fenómeno descrito como deformidad en “culata de pistola”, un signo del lazo en el caso de una deformidad PINZER, o combinación de ambos.

Podemos poner de manifiesto la deformidad CAM si realizamos las radiografías con 30º de rotación externa, y en una radiografía axial podemos trazar el ángulo alfa, que nos sirve sobre todo para diseñar la corrección quirúrgica a realizar.

En el TAC, podemos apreciar de forma más clara la existencia de quistes o geodas, sobre todo si estos son debidos a un fenómeno de contragolpe, que se desarrolla en la zona posterior en los casos con deformidad tipo PINZER.

La RMN, nos ayuda a definir lesiones de labrum, edema óseo, y otras lesiones de partes blandas.

En ocasiones recurrimos a realizar una artro- RMN, en la cual además de definir mejor las lesiones articulares, podemos realizar un test de eliminación de dolor infiltrando anestésicos locales y corticoides.

En cuanto al tratamiento, si es doloroso el síndrome debemos de saber que el tratamiento fisioterápico es poco eficaz, puede intentarse, pero debemos de recurrir a una osteoplastia.

La osteoplastia puede realizarse de forma artroscópica o mediante cirugía abierta, la primera tiene la ventaja de ser menos agresiva quirúrgicamente, si bien es difícil de realizar por la cobertura muscular que rodea la articulación, la profundidad de ésta y la cercanía de elementos vasculonerviosos, además al tener que realizarla en tracción puede producir lesiones perineales. La cirugía abierta puede realizarse por vía de GANZ, o vía posterior de luxación segura de cadera, donde se aborda esta tras una osteotomía de trocánter mayor femoral, o bien por una vía anterior (abordaje inferior de la vía de Smith Petersen o Hueter), que combinándola con la artroscopia ha popularizado Rivas  en nuestro país. Estas dos formas de abordaje permiten abordar la totalidad de la circunferencia acetabular y realizar la osteoplastia bajo visión directa.

De cualquier forma, bien realizados, cualquier procedimiento consigue buenos resultados y estos se igualan al tiempo.

En cualquier caso, del lado acetabular se retira la sobrecobertura si la hay, y se vuelve a reinsertar el labrum mediante arpones óseos, y del lado femoral hay que retirar la giba femoral, conociendo el ángulo alfa, y no sobrepasando nunca un tercio del diámetro del cuello femoral.

Los pacientes se mantienen en descarga parcial durante unas 6 a 8 semanas, potenciando musculatura y ejercitando la movilidad de la articulación.

En el siguiente vídeo exponemos lo descrito de forma gráfica, y exponemos un caso clínico realizado por vía anterior.

Esperamos que la información les sea útil

Este artículo ha sido realizado por el Dr.Emilio J. Salmerón Martínez, doctor en Medicina y Cirugía, Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología con fines didácticos.

Pueden encontrar mayor información en:

www.salmerontraumatologia.com

www.salmerontraumatologia.es

salmerondocencia.blogspot.com

salmerontraumatologia.blogspot.com

traumatologiaycirugiaortopedica.blogspot.com

o pueden consultarnos pidiendo cita:

868 911331

IMG_2230

DOLOR DE CADERA. OSTEONECROSIS DE CADERA

La necrosis ósea aséptica es un proceso frecuente e invalidante. Ha de reconecerse precozmente pues de no hacerlo conduce a una artrosis y a una impotencia funcional importante. Ha de sospecharse ante cualquier dolor inespecífico de cadera, sobre todo si existen causas como enfermedades que producen hipercoagulabilidad, el paciente ha estado sometido a terapia con corticoides, o ha sufrido traumatismos importantes en la región de la cadera. Exponemos un resumen de dicha enfermedad.

DOLOR DE CADERA POR OSTEONECROSIS.

 

La ostenecrosis de cadera, necrosis ósea aséptica, necrosis avascular, y otros diferentes topónimos con que se la conoce y que hacen referencia a un proceso donde el hueso subcondral de la cadera no recibe aporte sanguíneo y por tanto muere, es un proceso frecuente (en USA se detectan según distintos autores entre 10.000-20.000 casos nuevos por año, y representa un 10% de las prótesis totales de cadera que se implantan) e invalidante, pues si no se trata adecuadamente conduce a una artrosis de cadera con impotencia funcional y dolor.

El proceso afecta a personas jóvenes en la 4 – 6 década de la vida, y suele ser súbito, con dolor en región inguinal irradidado a la cara medial del muslo (nervio obturador).

Sus causas muy variadas, podemos clasificarlas en aquellas que producen una disrupción brusca del aporte sanguíneo a la cadera ( fractura, luxación, …), de aquellas que afectan a la microcirculación o pequeños vasos intraóseos, bien de forma externa o comprimiéndolos (edema, aumento de presión en la cadera, ….), o bien de forma interna (formación de microémbolos o microtrombos en los mismos…-lupus, buceadores, etc..): Reconociendo la etiología vascular, esta última causa de hipercoagulabilidad viene imponiéndose como la principal causa.

Entre los factores extrínsecos se ha asociado siempre a la ingesta alcohólica y a la toma de corticoides.

El reconocimiento de estos factores de hipercoagulabilidad, la hace susceptible cada vez más al tratamiento con fármacos anticoagulantes (sobre todo si reconocemos anticuerpos anti-fosfolípidos, lúpicos, etc…).

El método de diagnóstico es la Resonancia Magnética Nuclear, y las clasificaciones antaño utilizadas (Steimberg, Ficat y Arlet, etc…), se han adaptado a la misma, pues cuando se detectan los signos radiográficos más tempranos el proceso está avanzado y la destrucción ósea se puede catalogar de importante.

Por tanto en su reconocimiento se ha de mantener un alto índice de sospecha para el diagnóstico y no dudar en solicitar una Resonancia Magnética para descartarla.

El diagnóstico diferencial incluye un proceso benigno, como es el edema medular transitorio, que tiene un curso benigno, y que se caracteriza por no afectar la cortical ósea.

Una vez diagnosticada, para nosotros ha sido importante el indicar la descarga de la articulación mediante el uso de bastones, el uso de fármacos analgésicos y anticoagulantes, y la terapia electromagnética.

En los estadíos iniciales, las perforaciones con aporte de factores angiogénicos y osteogénicos nos ha dado buen resultado.

Lo importante es prevenir que la cadera se colapse, que pierda su esfericidad, y son signos de mal pronóstico si la cantidad de hueso afecta es muy importante o si está afectado el pilar lateral.

Las terapias de osteotomías tipo en flexión de Steimberg o rotacional de Sugioka, que se pusieron de moda en los años 90 del pasado siglo, tienen unos resultdos mediocres, y por supuesto lejos de los indicados por sus autores.

Siguen manteniendo su vigencia los injertos vascularizados, microquirúrgicos tipo HOri, con arteria peronea, que están indicados hasta en un estadío III (su limitación sería la enfermedad causante pues por ejemplo si es secundaria a una leucemia, un lupus, etc.. la enfermedad de base puede producir que no sea efectiva o se vuelva a trombosar el injerto…) o los injertos de cresta iliaca con su rama vascular perforante (pero que obligan a estancia en hospital durante más de 3 semanas y con la cadera flexionada).

En estadíos avanzados, debemos recurrir a las prótesis de cadera. Fueron prometedoras las de tipo resurfacing, pero la tribología metal-metal está hoy día en entredicho por la liberación iónica y por los pseudotumores, indicándolas sólo en casos seleccionados y por manos expertas. Intentamos en pacientes sin sobrepeso el uso de artroplastias de vástago corto para preservar la mayor cantidad de hueso posible. Hay que indicar sin embargo, que los resultados de las prótesis de cadera en individuos afectos de necrosis ósea aséptica son peores que en la población general por muchas circunstancias (son individuos más jóvenes, mayores demandas, existen enfermedades de base, etc…).

En los siguientes vídeos pueden encontrar de una forma gráfica mayor información sobre el tema.

Pueden encontrar mayor información en:

www.salmerontraumatologia.com

www.salmerontraumatologia.es

traumatologiaycirugiaortopedica.blogspot.com

salmerontraumatologia.blogspot.com

salmerondocencia.blogspot.com

Este artículo ha sido elaborado por el Dr. Emilio J. Salmerón Martínez, doctor en medicina y cirugía, especialista en cirugía ortopédica y traumatología.

Pueden solicitar una consulta en el teléfono:

868 911331