codo

Luxación de codo. Inestable tras reducción

LUXACION DE CODO. GRAN INESTABILIDAD.

 

La luxación de codo, es un problema grave, que requiere asistencia médica inmediata, y lograr la reducción de la forma más precoz y efectiva posible. Existen distintos tipos según el número de ligamentos lesionados, o la asociación con lesiones óseas.

El conocimiento en profundidad de esta patología puede conducirnos como médicos a minimizar las complicaciones que sufrirá el paciente tras padecer esta lesión.

Nuevas técnicas de tratamiento nos permiten minimizar las secuelas, pero debemos conocerlas en profundidad. Exponemos aquí una nueva técnica para tratar una luxación aguda de codo, altamente inestable, mediante biotenodesis con tornillos interferenciales.

Esto nos permite una rehabilitación más precoz y agresiva.

 

La luxación de codo es una patología que suele ser compleja de tratar. Presentará pocos problemas si es aislada y no se asocia a lesión ósea/cartilaginosa y la lesión ligamentosa es única y se dan las condiciones para que cicatrice bien. En caso contrario puede ser frustrante tanto para el médico como para el paciente dadas las tremendas complicaciones a las que conduce.

Es esencial conocer la anatomía de los ligamentos del codo (enlace), conocer la fisiopatología de estas lesiones y disponer de un algoritmo (enlace), que nos permita clasificar correctamente la lesión para tratarla de la forma más adecuada.

Por otra parte las fracturas asociadas, de la cabeza del radio, de la estiloides del cúbito, y la combinación de estas (triada terrible), harán el problema más difícil de solventar.

Conocer cómo, el orden secuencial de reparación y el empleo de distintos procedimientos (fijadores externos, internos…), es importantísimo y esencial para tratar estas lesiones (enlace).

Las complicaciones de no conseguir una recuperación anatómica son desvastadoras en el sentido de rigideces complejas y permanentes o inestabilidades. No debiendo desdeñarse las lesiones neurológicas y/o vasculares.

Gracias a los nuevos diseños de la industria, y la investigación que comporta, hoy contamos con nuevos sistemas que son prometedores para alcanzar resultados si no óptimos si satisfactorios, a la vez que dotar de una estabilidad que nos permita iniciar la rehabilitación de forma rápida, protegiendo las estructuras reparadas mientras se produce la cicatrización.

En el siguiente vídeo exponemos un caso de gran inestabilidad de codo tras una luxación, lo que en nuestra clasificación vendría a ser un estadío IIIC, y su reparación mediante una biotenodesis del complejo externo, que nos ha evitado la reparación del complejo interno, minimizando de este modo la disección y la rigidez subsiguiente, así como hacer innecesario el uso de un fijador externo de codo (enlace) para proteger la reparación.

 


Esperamos que pueda ser útil a la hora de afrontar el tratamiento de esta patología, y hacer comprender al paciente afecto de esta lesión, el grado de colaboración y participación que ha de tener en su recuperación.

 

Este artículo sobre la luxación de codo ha sido elaborado por el Dr. Emilio José Salmerón Martínez; Doctor en Medicina y Cirugía, Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Pueden consultarle en cualquiera de sus consults y también on-line.

 

Si les es más cómodo pueden llamar al teléfono de consulta:

868 911 332